David Guijosa | Dos microrrelatos

Publicado: 30 junio, 2011 en Relatos
1. La buena muerte

Mientras el paso de los costaleros aplanaba los adoquines, un juez improvisado, de sombra escueta, atendía un último asunto en un sótano privado. Erguido y taciturno sobre el condenado, emitió su fallo inapelable, hundiendo un cuchillo de hoja larga y estrecha, lentamente, entre sus costillas. El hombre se retorcía en el suelo, maniatado y con un pedazo tan grueso de tela en la boca como la bola compacta de un planeta. Se agachó para limpiar la sangre de la hoja sobre el trapo que mordía su víctima, mirándole cuidadosamente a los ojos mientras algo espeso como el silencio se dilataba cada vez más en las pupilas. Poco después la Procesión del Cristo de Medinaceli pasó por la calle Sevilla en dirección a Alcalá. Un tipo flaco, de tez macilenta, salía del piso bajo de un edificio por una lateral y se alejaba de los encapuchados con aire ausente, pensando en un oficio más amable, algo parecido a la buena muerte.

2. El cubo

Se cumplía la fecha del señalamiento para el juicio oral. Estaba prácticamente decidido, no habría absolución. Las pruebas: un puñal con huellas, testigos oculares de la fiesta y aquel cubo negro del tamaño de un televisor pequeño. La única pregunta por responder la hizo el fiscal cogiendo el recipiente.

― ¿Dónde ocultó usted el cadáver?

En la declaración rezaba que lo había lanzado al interior del cubo y, sin embargo, estaba claro que las dimensiones del objeto impedían que un hombre cupiera allí.

―En la Europa del siglo XXI, por favor, muéstrenos cómo lo hizo desaparecer en este ridículo artefacto.

El acusado hizo lo que le pedían: primero introdujo una mano, luego el brazo y tras él la cabeza con el cuerpo entero; y de repente se había esfumado frente a los ojos de los asistentes. Un mago nunca desvela su truco.

*

David Guijosa (Suecia, 1981) es licenciado en Filología Inglesa. Ha llevado a cabo trabajos en prensa escrita con colaboraciones en revistas y como coordinador de la página qinké en el suplemento cultural Dtrulenque en el Diario de Avisos, además de la página cultural sietevecessiete en La Laguna Mensual. Ha publicado el cuadernillo de poemas contar x descontado (C. A. Cálamo) y los libros de poemas Traduciendo a Mnemósine (Idea) y naufragar consistió en: (Alhulia); así mismo ha participado en la antología poética El Oro Líquido (El País) y el libro de narrativa Riqui-Raca 1.0 – Cuentos de Fútbol Canario (Nectarina). Como traductor ha publicado el libro de poemas El Alba en Pedazos (Alhulia) de la autora sueca Anne-Marie Berglund y poemas de Bertil Pettersson, Lasse Söderberg, Thomas Tranströmer, Henrik Nordbrandt, Jens Bjørneboe, Jaume Pomar y Antonina Canyelles.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.